La prueba del ácido al ideario de Luis Donaldo Colosio

Este artículo fue publicado originalmente en el diario La Razón (5 de abril de 2014), y también puede leerse aquí.

***

¿En qué cree Luis Donaldo Colosio? La pregunta se hace en tiempo presente porque, a 20 años del magnicidio y pese a los indiscutibles avances que ha hecho México, el diagnóstico que hizo y el proyecto que impulsó siguen siendo relevantes. Hacer este ejercicio de memoria importa, además, porque hay quienes han querido escamotear la figura de Luis Donaldo, diciendo que no fue un reformador, que es una imagen construida a posteriori. Falso. Tal pretensión no se sustenta en los hechos.

Colosio

En estas líneas, que retoman el testimonio histórico que ha ofrecido el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari sobre Luis Donaldo en su libro México, un paso difícil a la modernidad, procuro rescatar algunas pistas para reconstruir el ideario de Colosio empleando el método que el propio ex Presidente ha sugerido en alguna ocasión: hacer la prueba del ácido, es decir, revisar no lo que los políticos dicen que harán, sino evaluar lo que hicieron cuando ocuparon un cargo. Y con esta prueba uno encuentra abundante evidencia para concluir que Colosio fue un reformador, que poseía una idea de país definida, que fue impulsor y heredero por derecho propio del proyecto del liberalismo social. Existen dos instancias privilegiadas para este análisis: Donaldo como líder del PRI y como funcionario público.

Como presidente del partido Colosio puso en marcha la puesta al día más profunda que el PRI había conocido en décadas, entre lo que cabe destacar: la creación del Consejo Político Nacional, instancia colegiada y plural de toma de decisiones, que exigía incluir a cuando menos 50% de la estructura de los estados, mecanismo que empezó a combatir el excesivo corporativismo y centralismo imperantes; con Luis Donaldo también se abrió la afiliación individual, sin necesidad de formar parte de algún sector. Adicionalmente, se empezó a ensayar la fórmula para seleccionar candidatos mediante consultas a las bases, y se crearon nuevas instituciones para incorporar a liderazgos populares, acelerar la renovación de cuadros, y ciudadanizar al partido, por ejemplo: el Movimiento Popular Territorial, el Frente Nacional Ciudadano, y el Pacto Obrero–Campesino. En este sentido, vale la pena que el lector interesado revise lo que fue la XIV Asamblea del PRI (Septiembre de 1990) cuando, a decir de los propios asistentes “se terminó con el estigma de ser priista”, y los militantes recuperaron su orgullo partidista.

No debe olvidarse que las prácticas y filosofía del PRI se habían creado en un contexto de economía cerrada y partido único, y de ahí que la renovación impulsada por Colosio fuera una tarea monumental que encontró no pocas resistencias dentro del mismo partido, de parte de los sectores tradicionalistas, lo cual es en sí testimonio de que las reformas iban y fueron en serio, empezando por la Declaración de Principios y Programa de Acción, que adoptaron las premisas del liberalismo social. “La reforma partía de una convicción compartida ⎯recuerda el ex Presidente⎯: la necesidad de conservar al PRI como un elemento indispensable en la tarea de gobierno, y a la vez, convertirlo en un partido capaz de ganar elecciones de verdad competidas, justas y transparentes”. En efecto, durante el liderazgo de Colosio se dio el doble fenómeno de que el PRI reconoció por primera vez los triunfos de la oposición, a la vez que mantuvo su fuerza y de hecho incrementó su votación en las elecciones intermedias de 1991.

La otra forma para aproximarse al ideario de Colosio es analizando su etapa como funcionario público, específicamente al frente de la secretaría de Desarrollo Social. Lo primero que sobresale es su intención de continuar y profundizar la nueva estrategia social del gobierno: “Sea quien sea el próximo titular del Ejecutivo [el Programa Nacional de] Solidaridad deberá seguir adelante, porque más que un programa es una forma de organización social; por ello precisamente el pueblo ya no permitiría que las decisiones regresen a los escritorios, a las burocracias o a las cúpulas ”, decía Colosio. El método de trabajo de Solidaridad, instaurado desde 1988 (y cancelado en 1995), consistía en promover la organización autónoma de los grupos populares, en colaboración pero no subordinación con el estado; y esto, la ciudadanización de la política y la lucha contra el poder discrecional de los caciques tradicionales y sus intereses (incluyendo los priistas) es quizá el ejemplo más claro del genuino fuste modernizador de Colosio, quien como titular de Sedesol ⎯y aun desde antes⎯ conocía a fondo e impulsó esta agenda.

Mediante sus notas personales y los documentos que el propio Colosio le entregó y conserva en su archivo, el ex Presidente consigna diversas reuniones de trabajo que ambos sostuvieron en Los Pinos, donde el futuro candidato le expondría su visión sobre los grandes problemas de México. En esas oportunidades Colosio defendió, entre otras cosas, la necesidad de fortalecer la autoridad municipal como célula básica de la organización del país, y de generar una nueva relación con las organizaciones de la sociedad civil no vinculadas ni al partido ni al estado, particularmente por la aportación que podían hacer en materia de derechos humanos y democratización del sistema político. Asimismo, identificó la vigencia del sindicalismo en el contexto de la integración económica de México con el mundo, e impulsó la creación de liderazgos obreros renovados e independientes. En lo que respecta al campo, Donaldo enfatizaba la importancia de apoyar la economía de los campesinos, para lo cual instrumentó un ambicioso programa para capitalizar los créditos a la palabra y Cajas Rurales de Ahorro, rompiendo a su vez con las inercias caciquiles que los sujetaban a jefes locales. Adicionalmente, y adelantándose en buena medida al debate de la época, Luis Donaldo incorporó a su agenda el tema medioambiental, y por iniciativa suya se crearon el Instituto Nacional de Ecología y la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente.

Desde la Sedesol Colosio dedicó especial interés y recursos en promover la vivienda digna y la extensión en cobertura de servicios básicos, rubros en los que ofreció formidables resultados. Además, en su calidad de secretario de Desarrollo Luis Donaldo participaba en las reuniones del gabinete económico, de donde es posible dilucidar su visión en esta materia con el registro histórico de aquéllos debates, que consignan: “Colosio puso las cartas sobre la mesa, expresó con firmeza que la prioridad debería ser reactivar la economía, antes que perseguir una disminución adicional de la inflación”, y que “el objetivo de nuestra política económica debería ser el fortalecimiento del aparato productivo para la generación de empleo”. Colosio también argumentaba “que el problema principal estaba en las elevadas tasas de interés […] como política salarial sugirió establecer un piso mínimo de aumentos, y sostuvo la tesis de que un gasto privado productivo era mejor que un gasto público deficitario”.

De este modo, y haciendo la prueba del ácido, Luis Donaldo se revela como un reformador que había hecho suyo el programa del liberalismo social, que había demostrado su compromiso modernizador tanto desde el PRI como desde el gobierno. Los hechos ahí están para demostrarlo, y si alguien no los ve es porque no los ha buscado o no quiere encontrarlos. Este mismo ideario es con el que Colosio se presentó en su campaña, el que defendió durante toda su trayectoria, y al que sólo le pudo poner fin un cobarde asesinato hace ya 20 años, mismos que no obstante no le han hecho perder su mérito ni su vigencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s