Postres sibaritas

Hoy quiero dejar a un lado la política y compartirles un par de ideas sencillas pero coquetas para preparar un postrecillo que además de rico, ha resultado exitoso para demostrarle a las chicas que hay algo de sofisticación en mi neandertalesca persona. Lo preparamos el fin de semana pasado, de visita en un rancho, donde además tuvimos oportunidad de usar algunos de los ingredientes fresquesitos de las huertas.

1… Uvas congeladas con chocolate y grappa

Esta receta, que no podría ser más sencilla, la saqué del irreverente y famoso chef británico Jamie Oliver (en Jamie’s Italy). Tan simple que más que un postrecillo es casi una botana. Los ingredientes: dos o tres racimos de uvas (de la variedad Muscat, de preferencia pero no obligado); unas cuantas tablillas de chocolate; y una botella de grappa.

Sólo hace falta poner en el refrigerador la grappa y las uvas por dos o tres horas antes de servirlas, cortar en pedazos las barras de chocolate, y voilà. Las uvas congeladas producen una concentración de los azúcares en su interior, que sumado a la textura que adquieren las convierte prácticamente en un sorbete. Si les es difícil conseguir la grappa, pueden sustituirla por un oporto, o en última instancia por cualquier vino que les agrade. Las tablillas de chocolate penden ser de las que más les guste, y en todo caso, pueden poner al centro una charolita con Nutella (incluso pueden calentarla un poco) y comer las uvas embadurnadas en esta delicia. ¿Qué tal? Si el vino corre generosamente y todo sale bien durante la cena, quizá también estén tomandoo acompañados el desayuno.

2… Mascarpone y frutos sobre croissant

Originalmente, esta receta era de higos rellenos de mascarpone, pero a falta de esos ingredientes, improvisamos un poco. Es bastante fácil de preparar:

Ingredientes:

Pude tomar algunas frambuesas frescas de los huertos para preparar el postre

• 6 Cuernitos partidos por la mitad (pueden ser 4 si sólo se le quieren poner dos capas, en lugar de tres). Los mejores son los alargados, no los hechos rosca, y si pueden conseguirlos en Da Silva, mejor: están hojaldrados, y tienen una mantequilla deliciosa.
• Un botecito de queso mascarpone.
• Un poco de maple natural.
• 5 duraznos rebanados.
• Un puñito de frambuesas.
• Un puñito de pistaches sin sal.

Como todo esto es ‘experimental’, pueden igual que yo, sustituir un ingrediente que no tengan por otro que crean que puede saber bien…

Preparación

• Mezclar el queso mascarpone con un poco de maple y untarlo sobre las mitades de croissant.
• Hacer una cama con cuatro mitades de croissant, y sobre ésta, una o dos capas más, según se quiera.
• En la última capa, poner los duraznos rebanados y los pistaches.
• Meter al horno por media hora a temperatura media.
• Luego del horno, poner las frambuesas y servir calientito.

Una vez servido, es rico ponerle más maple al gusto. El mascarpone, contrario a lo que pensaba, sí logra gratinarse un poco, y es riquísimo de esta forma. El postre se acompaña muy bien con café, claro, pero también con vino.

Así quedó nuestra versión, ya servida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s